Atlanta no cazzo un Soto

img_0376

Atlanta dejó mucho más que tres puntos en Villa Crespo al caer derrotado por Deportivo Riestra por 1 a 0.

Teniendo en cuenta el presente de cada uno de los equipos y como venían Atlanta hace casi un año invicto de local y Riestra invicto de visitante, todo hacía presuponer un buen encuentro. Pero estuvo muy lejos de ser eso. Fue un partido trabado, luchado en todos los sectores, con la permanente presión de la visita en todos los sectores de la cancha, ahogando y cortando cualquier intento del bohemio por generar juego.
El equipo de Fernando Ruiz sigue, como en los últimos partidos, sin encontrar la brújula que marque en el norte el arco de enfrente. Y aunque nunca baja los brazos y siempre mira para adelante es difícil que lastime si le dice a los rivales como defenderse.
En la primera etapa Mauro Ortíz en soledad puso en aprietos a la defensa bohemia. Cada pelota que recibía lo encontraba cerca del área para poder definir, pero la mala puntería ayudaba a Agustín Gómez. Por el lado del local con Nahuel Peralta incómodo jugando por izquierda, se tiró a la derecha y de esa manera no sólo él quedó perdido en el campo de juego, también perdió Diego García jugando con la cancha cambiada. De esta manera el bohemio se adueñó de la pelota, pero careció de explosión a la hora de ir en busca del arco de Hernández. Leornardo Ramos, perdido tratando de aguantar de espaldas al arco todos los centros que le tiraron y perdiendo en todas. Al no llegarle la pelota limpia bajaba hasta la mitad de la cancha y se perdía la referencia de área.

En la segunda etapa nada cambió. García siguió por izquierda y sacó a pasear a la defensa rival, pero no pudo terminar ninguna con claridad, sólo un tiro libre que se metía en el segundo palo. Julián Barría no logró desplegar su velocidad y se fue perdiendo con el correr de los minutos. Con el ingreso de Angel Cequeira por Peralta el técnico trató de darle más tenencia del balón al equipo pero nada cambió.
Los minutos iban pasando inexorablemente y el empate parecía firmado. Pero una contra comandada por Ortíz terminó con el pase abierto a Sebastián Soto para que este definiera a contrapierna de Agustín Gómez que nada pudo hacer. Faltaban 4′ y el equipo de Jorge Benítez en la única clara que tuvo se quedó con los tres puntos.

Más allá de la derrota que duele y mucho, más duelen los insultos de los que son objeto los juveniles por parte de la platea. Vivimos “suplicando” que los chicos tengan la chance de ser parte del primer equipo y que jueguen. Afortunadamente Fernando Ruiz tiene a varios de ellos en el plantel y lo que es mejor varios juegan. Nahuel Tenaglia con buenos partidos se adueña de la 4 y parece no querer largarla más; Nicolás Previtali va a ser el cinco de Atlanta en cuanto tenga la chance de jugar cuatro partidos seguidos; lo mismo que Milton Gimenez, jugando tan sólo 15 o menos minutos por partido es complicado que se pueda afianzar; Julián Barría va a dar que hablar. Y no nos olvidamos de Ezequiel Bacher, Imanol Castro, Diego Nakache, Joaquín Ochoa y Angel Cequeira quien por primera vez en el torneo jugó más de los 6 o 7 minutos que lo venía haciendo.
Se quieren salvar con una venta y que le quede plata al club pero no los bancan en un partido.

nueva-imagen-2