No encuentra el rumbo

img_0484

Atlanta no consigue despegarse del resto de los equipos en la cima de la tabla de posiciones, pero lo que es aún peor no encuentra vuelo en su juego. No consigue concretar las escasas situaciones que crea por partido y esa pólvora que mostró en las primeras fechas está por demás mojada.
Dos puntos de los últimos doce en juego lo hizo perder el primer lugar justo a manos de su rival de hoy; y también el segundo lugar a manos de Deportivo Morón.
¿Que es lo que más preocupa de este presente? ¿Que no se consiga entrar a la Copa Argentina? ¿El bajo nivel de juego de algunos jugadores? ¿El no poder encontrarle la vuelta a los rivales?
Personalmente considero que nada de todo es relevante si se puede cambiar el presente anímico de un equipo golpeado por no encontrar resultados. Cómo lo dijo el técnico Fernando Ruiz luego de la derrota “lo del primer tiempo de hoy fue grave y preocupante. El equipo no venía teniendo rendimientos y con los cambios buscamos eso. En ningún momento tuvimos al alcance de la mano el empate”.
Hay nombres que no están en el nivel que mostraron en las primeras fechas. las lesiones vienen obligando al técnico a modificar el esquema todas las fechas y eso se siente.

Hoy la UAI Urquiza hizo un primer tiempo inteligente, ahogándole la salida, presionando en todos los sectores del campo y lastimando cuando Mbombaj y Rodríguez se juntaban por izquierda. Diego García no es volante de contención, su misión es generar juego pero de esta manera el local se hizo un festín con Luis Monge ya que se vio desbordado permanentemente. Y fue así como llegó el único gol del partido, Enzo Díaz recibió a espaldas del lateral y definió cruzado ante la salida de Agustín Gómez.
La primera etapa mostró al local muy superior al bohemio. Un remate de Leyes que se estrelló en el travesaño y un disparo de Díaz que sacó muy bien al tiro de esquina Gómez fueron las oportunidades con las que el local pudo haber ampliado.
¿Por el lado de Atlanta? Sólo un disparo de media distancia de Ezequiel Rodríguez que se fue apenas desviado.
En la segunda etapa el bohemio adelantó sus líneas, cambió el esquema. El ingreso de Peralta por Sánchez le dio más movilidad pero aún así no lograba tener el control del balón y caía una y otra vez en los centros al área que poca o nula satisfacción le están dando.
En los últimos quince minutos estuvo lo mejor de Atlanta en el partido,  Ramos tuvo un cabezazo que se fue por arriba, García y Ezequiel Rodríguez tiraron sus cabezazos desviados por la derecha y Barría no pudo embocar un derechazo por el segundo palo. Peralta y García fueron el eje de esa levantada, y esos tienen que ser los creadores de juego de Atlanta. Sólo fue un ráfaga que no alcanzó para lograr nada. Se quedó con las manos vacías y es malo acostumbrarse a eso.

nueva-imagen