Le desmoronó la Dorre

IMG_0302

Era necesario ganar y se consiguió. En Villa Crespo el bohemio recibía la visita del puntero Deportivo Morón con la urgencia

De no dejar  pasar la oportunidad de descontarle puntos y de prenderse definitivamente en la lucha por el ascenso.
No era una parada accesible teniendo en cuenta que el equipo del oeste llegaba con un invicto de 18 partidos (no perdía desde hace exactamente una rueda). El plantel estaba enterado de lo que estaba en juego.

El técnico Fernando Ruiz decidió utilizar en el campo de juego el mismo equipo y el mismo sistema táctico que le dio tres puntos en Escalada. El 4-3-3 dio sus frutos en el segundo tiempo cuando el cansancio físico se comenzó a notar mucho más en la visita.
En la primera etapa nada hacía pre veer que el cero se iba a quebrar ya que ninguno hizo méritos y si bien el bohemio era el que buscaba no encontraba como lastimar.
Tuvo sólo una situación en los pies de Gabriel Seijas pero su disparo se fue muy alto.
Morón propuso cuidar el resultado a partir de los 15′ de juego y mucho más se aferró cuando perdió por lesión al “bicho” Rossi. Ramírez hizo un surco por el sector izquierdo de tanto ir hasta que Nahuel Tenaglia le tomó el tiempo y lo borró de la cancha. Rodrigo Alonso y Leonardo Gogna se mostraron sólidos en un sector que a priori preocupaba al técnico.
Seijas logró acomodarse en el terreno y fue fundamental junto a Ezequiel Rodríguez en la recuperación de la pelota. Joaquín Ochoa se juntaba con Guillermo Sánchez por izquierda para ser salida y liberarle el camino a Diego García que se cansó de desbordar y de dejar desairado a más de un rival. Leonardo Ramos y Diego Dorregaray se encargaron de aguantar todo y de preocupar al fondo de Morón. Pese a todo esto Atlanta no lastimaba y el empate dejaba conforme al “gallito” ya que sabía que había empatado Defensores y eso lo dejaba seguir en la cima cómodo.
Pero el bohemio, pese a que Gastón Meineri nivelaba con sus fallos las acciones, empezó a buscar el arco de Alvarez. Primero fue Ramos quien sobre la línea no pudo empujar un excelente centro de Seijas; después fue García que equivocó el camino en una contra que parecía letal; nuevamente García desbordando por derecha y el arquero que tapa el centro atrás. Fueron todas de Atlanta en la última media hora. Y en el descuento apareció Dorregaray para desatar la locura. Tras un centro de Sánchez (llegó a la quinta amarilla y no juega contra Excursionistas) la pelota supera a todos y le quedó al goleador quien tras acomodarse sacó un remate cruzado letal para el arquero.
Atlanta debía ganar y lo hizo. Salió a buscar el triunfo y aunque casi sin ideas para lograrlo. Pero el fútbol vertiginoso de estos tiempos no sabe de ideas y si de garra, voluntad y sacrificio. Atlanta lo tiene y por eso da pelea en esta lucha “encarnizada” por el título.
Le desmoronó la Dorre y sueña con el ascenso.

17424962_1308028419291549_1184121561166360677_n