Hacía falta…

IMG_0237

Y mucha conseguir un triunfo así. Porque Atlanta se floreó en Isidro Casanova de la mejor manera. Se puso todas las pilchas necesarias como para sacar a bailar a un equipo que venía en alza con cinco triunfos al hilo. Almirante ni siquiera había salido de la ducha y Atlanta ya lo estaba llevando a su fiesta.
Fue todo del bohemio del principio al fin. Todas las situaciones de gol del partido le pertenecieron y se dio el lujo de levantar el pie del acelerador sino la diferencia hubiese sido aún más amplia.
Muy firme en defensa, sin cometer errores ni tener desatenciones, esas que le costaron a lo largo del torneo dejar muchos puntos en el camino. Agustín Gómez no tuvo ninguna situación de peligro y se lo notó firme. Buen trabajo de Nahuel Tenaglia y de Guillermo Sánchez, no sólo en la marca sino también siendo opción de pase cuando se mandaron al ataque. La dupla central como dijimos no tuvo fisuras.
En la mitad de la cancha fue donde Atlanta ganó el partido porque Juan Manuel Tolosa tuvo mucha voluntad en la recuperación del balón y fue muy criterioso a la hora de jugar; Gabriel Seijas fue más que lo que venía mostrando y encima sacó un zapatazo propio del nivel de juego que hoy tuvo el equipo para convertir el tercer gol del bohemio. Federico Guerra tiene 4 pulmones a la hora de recuperar el balón y fue fundamental; Nahuel Peralta volvió al nivel de la primera rueda y pudo coronar un muy buen partido con el cuarto gol del equipo.
Luciano Pons y Diego Dorregaray obligaron los 90 minutos y lucharon cada pelota como si fuera la última, se les hizo más fácil porque la pelota les llegó casi siempre redonda y por abajo.
Había que ganar. Para seguir soñando con el ascenso, había que volver a creer en si mismos. Lo hicieron con contundencia y sin dejar ninguna duda que este grupo está vivo. Falta y las matemáticas siguen diciendo que se puede, habrá que creer en ellos.

Nueva imagen (1)