Comunicado sobre el microestadio

El Club Atlético Atlanta emitió un comunicado de prensa sobre la situación de la construcción del microestadio:

“Ante ciertas versiones que circularon semanas anteriores en la prensa, El Club Atlanta quiere poner en conocimiento de sus socios, simpatizantes y vecinos del barrio la realidad y los hechos concretos acerca del proyecto del miniestadio que se está construyendo en Villa Crespo.

A continuación, el detalle de la información:

– El miniestadio se empezó a construir en 2014, y tuvo un importante desarrollo hasta su detención en 2015. No es algo nuevo para el barrio, y siempre fue público que se usaría para eventos deportivos y artísticos. Adjuntamos links a algunas notas periodísticas y comunicaciones del club de esa época:

https://442.perfil.com/2012-12-20-180661-atlanta-tendra-un-nuevo-micro-estadio/

http://www.caatlanta.com.ar/archives/avanza-la-obra-del-estadio-cubierto-buenos-aires-arena-atlanta

– El proyecto original tenía capacidad para 10.000 personas sentadas, el actual tiene para 11.500, solo un 15% más. No debe confundirse capacidad total, con los espectadores parados en el campo de juego, con el formato de espectadores sentados, que es el que tendrá uso en la mayoría de los eventos. Tampoco debe asumirse que siempre el miniestadio tendrá lleno total, ya que gran parte de los shows tendrán una asistencia bastante menor..

– El incremento de 17.000 m2 de construcción a 28.000 m2 se debe mayormente a espacio de servicios internos y zonas de trabajo, no a mayor espacio para espectadores.

– Si la asamblea de socios de Atlanta así lo aprueba, el proyecto contará con un espacio de 300 cocheras en el predio de nuestro estadio de fútbol y la empresa concesionaria nos ha informado que está trabajando para incorporar cocheras adicionales en la zona, de manera de llegar a una cifra cercana a los 1.000 espacios de estacionamiento totales. Las cocheras no tendrán acceso por la calle Humboldt, y estarán localizadas en distintos lugares cercanos del barrio, mayormente avenidas, para evitar concentraciones de tránsito.

– El barrio cuenta con los mejores accesos por transporte público, lo que reducirá el acceso de espectadores en autos: trenes, subte, cantidad de líneas de colectivo y Metrobus están disponibles.

– El concesionario, el gobierno de la Ciudad y el club están trabajando en desarrollar vías de entrada (y salida) al micro estadio, considerando las obras que se requieran para el bien de todas las partes.

– Los shows artísticos que se llevarán a cabo en el miniestadio serán del mismo nivel de artistas a los que se desarrollan en teatros de la Av. Corrientes, en el Campo de Polo o en el Luna Park, dónde no hay problemas de conducta de los asistentes a los eventos. Artistas internacionales de primer nivel vendrán al Arena.

– El proyecto contó desde sus orígenes en 2014 con todas las autorizaciones necesarias. La ley Nro. 5874, aprobada con doble votación en la Legislatura de la Ciudad con el apoyo de más de dos tercios de los legisladores, reafirmó la legalidad de la construcción del miniestadio en el inmueble. Esa ley contó en su proceso con Audiencia Pública, a la que concurrieron muchos vecinos que se expresaron unánimemente a favor de la ley. Todos tuvieron su oportunidad de opinar, a punto tal que el Dr. Jonatan Baldiviezo, que aparece en los medios representando a vecinos críticos, se inscribió en esa Audiencia, pero luego no asistió.

– El miniestadio cuenta con todas las habilitaciones necesarias y contará con alta calidad de insonorizacion, diseñada en EEUU por la empresa especialista WJHW y construida en España junto con el techo por la firma Lanik. Previamente, se realizaron todos los estudios ambientales a los fines de determinar el impacto del miniestadio, siendo sin relevante efecto.

– Madrid, Santiago de Chile, Bogotá, Los Ángeles, Londres, Boston y muchísimas otras ciudades importantes tienen microestadios localizados en zonas urbanas, con capacidades de hasta 25.000 espectadores sentados, que conviven armónicamente con sus vecindarios, generando beneficios y mejoras en los barrios en donde se localizan. Muchos de ellos son de construcción reciente. Nueva York tiene dos, el Madison Square Garden y el Barclays Center, este último inaugurado en 2012 en Brooklyn, con capacidad de 19.000 espectadores sentados.

– Desde que Atlanta recuperó el predio que perdió en 1991, ha traído una mejora sustancial al barrio. Un terreno baldío, abandonado, volvió a ser un club para uso de los vecinos del barrio, con variedad de deportes, nuevos edificios y acción social a través de una escuela de música para chicos de la calle, escuelita de fútbol para chicos con capacidades diferentes, bachillerato popular para adultos, etc.. Atlanta cuenta con los ingresos del miniestadio para continuar con sus actividades. De esa manera el alquiler que paga el concesionario vuelve al barrio.

– El miniestadio en construcción es la concreción de un viejo anhelo, que ya en 1956 Don León Kolbowski proyectó e intentó llevar adelante la construcción de un miniestadio cerrado para 25.000 espectadores (capacidad bien superior a la del actual proyecto), muy moderno para la época, para espectáculos de todo tipo.

– Atacar el miniestadio cinco años después del inicio de su construcción, siendo este proyecto de público conocimiento desde su inicio, y justo en los momentos en que se avanza nuevamente en el mismo, es atentar contra el progreso del Club y del barrio.”

Foto TyC Sports