Pony que alcanza… ganar quiere

Atlanta le ganó en Villa Crespo a Nueva Chicago por dos a cero con los goles de Walter Mazzantti y Brian Oyola. De esta manera es el nuevo líder de la zona A de la Primera Nacional.

Fue un encuentro durísimo para el bohemio. que si bien tuvo la posesión del balón en gran parte del encuentro no encontraba cómo lastimar a Minaglia.
En la primera etapa se pudo poner en ventaja con un gol de Luis López pero el línea marcó offside de Joaquín Ochoa Giménez cuando recibió la pelota y no cuando partió el pase, ya que estaba habilitado.
Pese a manejar los tiempos Atlanta no se encontró cómodo en esos 45 minutos iniciales, la proyección de los laterales no tuvo el peso buscado y todo se iba enredando en las dos líneas de cuatro que plantó la visita para defender.
En la segunda etapa Mazzantti pudo explotar más por la banda derecha, Ochoa Giménez fue más vertical y Jorge Valdez Chamorro encontró espacios para darle fluidez al ataque. Apoyados en una defensa firme y en un Luis López que aguantaba lo que le tiraban.
A los 29′ se abrió el partido. Mater lo esperó al «Animal» López y de frente al árbitro le puso un codazo (ya se habían cruzado al finalizar el primer tiempo) roja para el volante de Chicago y la trifulca que sigue cinco metros a la izquierda. En la continuidad de la jugada Axel Ochoa deja el pie y golpea a Vivas. Arnaldo González le pega una piña a Nicolás Previtali y el diez también se va expulsado haciendo gestos antisemitas al público.
Cuando se incorpora el «turco» también ve la roja. Diez contra nueve y recién ahí Atlanta encontró los espacios. Brian Oyola que había entrado por Fabricio Pedrozo los volvió locos. A los 32′ se hamacó para acá, se hamacó para allá y lo dejó solo a Ochoa Gimenez que sacó un zurdazo débil pero complicado para el arquero que dio rebote. Mazzantti entrando por el otro lado sólo tuvo que empujarla.
Chicago con la desesperación de la desventaja y la sombra del descenso a cuestas intentó adelantarse en el terreno pero eso le abrió el camino al equipo de Fabián Lisa de explotar el contragolpe.
A los 42′ Ochoa Giménez arrancó desde el propio campo, Cuando se acercó al área grande abrió hacia la izquierda para que el «pony» Oyola la empujara y decretara el segundo.
Como dice el refrán: «Caballo que alcanza ganar quiere». Atlanta no tiene un caballo pero tiene un «pony» alcanzó la punta y se quiere quedar con todo.

Síntesis