Cambio de imagen

El cabezazo goleador de Ezequiel Rodríguez para decretar el 2 a 1 parcial
El cabezazo goleador de Ezequiel Rodríguez para decretar el 2 a 1 parcial

Atlanta debía modificar rápidamente aquella impresión que dejó el miércoles en el Oeste frente a Deportivo Morón y para eso debía ganarle como fuera a Excursionistas. Y lo logró, pero no fue un triunfo para nada fácil ya que empezó sufriendo desde el arranque mismo del partido. El equipo del Bajo Belgrano inquietaba con mucha gente en ataque y  Atlanta se mostraba endeble en su última línea. Es por eso que a los cinco minutos de juego Adrián Galeano le ganó a todos en el anticipo y de cabeza batió a Alejandro Medina para el 1 a 0 parcial a favor de la visita.
El gol fue como un cachetazo para el bohemio. Ezequiel Rodríguez se convirtió en el titiritero del equipo y empezó a distribuir con acierto las «mil» pelotas que recuperó en el medio, en una faceta que no lo conocíamos, trabando, luchando, yendo al piso. En un acierto de Fernando Ruiz, Federico Guerra  fue la rueda de auxilio de García en el mediocampo y cumplió cada vez que fue exigido en la marca. Lo mismo que Guillermo Sánchez por izquierda, en su puesto natural de lateral. Alonso y Otermín volvieron a tener altibajos pero no desentonaron en este Atlanta que busca ser muy ofensivo.
Tan sólo cinco minutos le duró la alegría a Excursio, ya que Leonardo Ramos de muy buen partido mientras tuvo aire, puso un pase perfecto para Diego Dorregaray que en la primera que tuvo no dudó en batir al arquero con un disparo bajo. Uno a uno, y recién iban 10 minutos de juego. El local se sintió fortalecido por el rápido empate y las intervenciones de Nahuel Peralta comenzaron a preocupar al fondo de la visita. A los 13′ un excelente tiro libre de Peralta encontró la cabeza de Rodríguez antes que las manos de Arias Navarro para poner en ventaja al bohemio.
Excursio intentó llegar al empate pero le fue imposible, el esfuerzo, la lucha y la voluntad de Atlanta para defender el resultado fueron un escollo difícil de saltar.
En la segunda etapa nada cambió, Atlanta tenía espacios para la contra y el rival chocaba una y otra vez con la muralla defensiva que le presentaba el equipo de Fernando Ruíz. A los 29′ Leonel Altobelli (ingresó por Ramos) tocó para Peralta y el 10 enganchó para dejar en el camino a Albornoz y definir de derecha ante el achique del arquero. Tres a uno, partido liquidado.
Atlanta pagó de local la deuda futbolística del último miércoles en Morón. Dos triunfos de local en sendos partidos y la tranquilidad de saber que cuando se intenta ganar el partido, las cosas seguramente sean positivas como en el día de hoy.

planilla